La primera evocación del combate remite a los cuerpos en lucha. Pero hay una más profunda, íntima, y es la que refiere a las batallas intestinas, viscerales, donde se tejen las fuerzas, las ganas y los sueños. La biblioteca es un territorio de combate. El Instituto Nº 12 surgió con su primera propuesta: Bibliotecología. Allí se aprendió a poner en funcionamiento todas las herramientas para que el conocimiento sea un bien custodiado y transmitido. Fueron principalmente mujeres las que tomaron ese desafío, la elección de encontrar un espacio fuera de la crianza, la casa, el sometimiento. Esta muestra da cuenta de cómo se construyó esa fortaleza: los objetos expuestos hablan de constancia, dedicación, esfuerzo, tiempo puesto al servicio de la superación personal y colectiva. ¿Cuál es la herencia de esa hazaña? ¿Por qué las mujeres continúan siendo la porción mayor en el debatido mundo de la enseñanza? ¿Son los libros el universo conquistado? ¿De qué manera se sigue abriendo el camino en una posmodernidad donde las mujeres aún luchan por la sobrevivencia y el reconocimiento? En esa línea nítida, estás vos. ¿Te ves? ¿Cuàl es tu rol? ¿Cuàl es tu desafío, el que te llama a gritos o te interpela. Silencioso, para que avances? Exposición realizada durante 2019 en el Museo Lidia Ferré

Galería de imágenes